3 de enero de 2019

La importancia del Reglamento Interior de Trabajo (RIT) en tu empresa

¿Porqué es tan importante tener un RIT?


Muchos de mis clientes, me han expresado tener problemas pequeños, rutinarios, medianos, grandes y hasta problemas con daños severos económicamente. Todos ellos, se centraron un mismo tema, el recurso humano de su empresa. Sin duda un problema muy grave si no se atiende y se maneja adecuadamente a cada día. Mi pregunta inicial después de explicarse su problema fue: ¿Tiene su empresa un reglamento de trabajo que norme el actuar de la empresa y de sus empleados? La respuesta: NO.

El Reglamento Interno de Trabajo permite a las empresas dirigir adecuadamente sus operaciones, dando las instrucciones formales a cada uno de sus trabajadores mediante un documento escrito; permite sancionar disciplinariamente a quienes lo incumplen y contribuye al cumplimiento de las metas y objetivos de la empresa, entre otros.

Una vez elaborado el Proyecto del Reglamento Interno, se presenta para su depósito ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien lo revisará y solicita la opinión con anterioridad a su aprobación al Sindicato de Trabajadores, si lo hubiese, y en defecto de éste, a los trabajadores directamente. Posterior a ello, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje Laboral lo aprueba, previo informe de los resultados de su análisis hecho por especialistas en materia laboral de la misma Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Luego de ser aprobado, el Reglamento Interno de Trabajo (RIT) debe ser puesto en conocimiento de los trabajadores con 15 días de anticipación, a la fecha en que comenzará a regir y el mismo debe estar escrito con caracteres fácilmente legibles y colocado en un lugar visible.

El Reglamento Interno es una herramienta indispensable para resolver los conflictos que se llegasen a presentar dentro de la empresa, y es tan importante que si no existiera, sería muy difícil sancionar a un trabajador por algún acto impropio, puesto que no habría ninguna sustentación normativa o regulatoria que ampare una decisión sancionatoria.

El reglamento interno del trabajo, se encarga de contemplar aquellos aspectos no contemplados de forma expresa por la ley, o que simplemente han quedado al libre albedrío de las partes.

En el Reglamento Interno de Trabajo se puede contemplar lo siguiente:

  • Las horas en que empieza y termina el trabajo y las de cada turno, si aquél se efectúa en equipos, así como también, los descansos.
  • Los diversos tipos de remuneración.
  • El lugar, día y hora de pago de las remuneraciones.
  • Las obligaciones y prohibiciones a que estén sujetos los trabajadores.
  • La designación de los cargos ejecutivos o dependientes del establecimiento ante quienes los trabajadores deben plantear sus peticiones, reclamos, consultas y sugerencias.
  • Establece normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad.
  • Las normas e instrucciones de prevención, higiene y seguridad que deban observarse en la empresa o establecimiento.
  • Las sanciones que podrán aplicarse por infracción a las obligaciones que señale el reglamento interno, las que podrán consistir en amonestación verbal o escrita y suspensión hasta de tres (3) días sin derecho a salario.

El procedimiento a que se someterá la aplicación de las sanciones referidas anteriormente, respecto de las materias de higiene y seguridad que debe contener el reglamento interno, cabe señalar que se puede establecer las obligaciones a que quedan sujetos los trabajados como, por ejemplo, el uso correcto y cuidado de los elementos de protección personal; el uso de todos los elementos, aparatos o dispositivos destinados a la protección contra riesgos; la conservación y buen trato de los elementos de trabajo entregados para el uso del trabajador.

La obligatoriedad de cada cual de dar cuenta de todo síntoma de enfermedad profesional que advierta o de todo accidente que sufra por leve que sea; el acatamiento de todas las normas internas sobre métodos de trabajo u operaciones o medidas de higiene y seguridad, etc.

Sobre esta materia puede establecerse también prohibiciones como, por ejemplo, retirar o dejar inoperante elementos o dispositivos de seguridad e higiene instalados en la empresa; destruir o deteriorar material de propaganda visual o de otro tipo destinado a la promoción de la prevención de riesgos; operar o intervenir maquinarias o equipos sin autorización, etc.

Los reglamentos internos son una obligatoriedad para las empresas que desean tener control sobre las activiades que se desarrollan en su empresa, asi como un sustento legal al momento de ejecutar actos disciplinarios, correctivos o de mejora. Tal es dicha obligatoriedad que se expone en la LFT, y esta lo establece en el CAPITULO V - Reglamento interior de trabajo, en los Artículos: 422, 423, 424, 424BIS, 425 Y 426.

Si quieres proteger y blindar a tu empresa de trabajadores poco productivos, evitar malos entendidos laborales entre tus colaboradores y mejorar el clima organizacional premiando a los empleados que se esfuerzan y que "se ponen la playera". Entonces aplica un RIT a tu negocio y dale una cara nueva.






Este Árticulo fue publicado por:
MADN. José Escamilla Ramírez
Asesor Profesional de Negocios
josescam@ensomx.com
¿Lo recomiendas?

0 opiniones:

Publicar un comentario