1 de agosto de 2019

¿Porqué contratar a un consultor de negocios o a una consultoría para mejorar mi negocio?

"Enfocarse en el trabajo más importante de la empresa para hacerla crecer y dejar a un experto una actividad específica, dará mejores resultados que querer hacer todo por cuenta propia"


¿Porqué contratar a un consultor de negocios o a una consultoría para mejorar mi negocio?

Durante todo el tiempo que he asesorado empresas, comercios y negocios en la consultoría ENSOmx, siempre he notado que al finalizar las reuniones de presentación de propuestas iniciales de proyectos o en una simple plática de prospección comercial; los clientes se quedan con dudas que erróneamente no resuelven pudiendo preguntarme, más bien terminan sacando sus propias conclusiones.




¿Por qué contratar a un consultor de empresas o a una consultoría de empresas?

Si bien, esta pregunta es básica en el argot de los negocios de consultoría, la respuesta es tan básica como decir que: Para un dueño, directivo, gerente o encargado de un negocio, el enfocarse en el trabajo más importante de la empresa para hacerla crecer y dejar a un experto una actividad específica, dará mejores resultados que querer hacer todo por cuenta propia. 

Normalmente las PYME´s suelen contratar a personal sin mucha capacitación, estudios y/o experiencia, puesto esto conlleva salarios más altos que en ocasiones no están en sus posibilidades poder pagarlas.

Situación que provoca que los empleados entren a trabajar un negocio y con el tiempo aprendan por cuenta propia o en el mejor de los casos por medio de la capacitación de un compañero de trabajo que ya tiene tiempo en la empresa. Sin embargo esta situación hace que el dueño del negocio o el directivo a cargo tenga que trabajar mas y mas cada día que hay salida o entrada de personal nuevo pues tiene la encomienda de que todo funcione correctamente y hay veces que nadie tiene tiempo de capacitar al personal de nuevo ingreso, pues "ya con el tiempo irá aprendiendo a hacer las cosas" o "solo será cuestión de enseñarle a hacer las cosas poco a poco".

Un consultor o una empresa de consultoria te ayudará, en primera instancia, a detectar los problemas más recurrentes en tu organización, una vez detectados podrá ofrecer alternativas de solución que más convengan a tu organización, en dichas propuestas, siempre serán considerados diversos factores que normalmente un dueño de negocio o directivo podría pasar por alto con consecuencias a mediano o largo plazo. Por ejemplo:

Te sugerirá que antes de hacer un inventario se haga limpieza general, pero si la limpieza de ciertas áreas es riesgosa, te sugerirá que adquieras equipo especial que ponga fuera de riesgo al personal que realizará dicha actividad por simple que parezca. El ahorrarte unos pesos, podría hacer que en un abrir y cerrar de ojos estes tan comprometido legalmente que habrás deseado no escatimar en ciertas situaciones que suenan tan simples pero que un error puede costar muy caro.

Otro ejemplo muy común es, cuando el patrón quiere incrementar las ventas y lo único que se le ocurre es mandar a hacer publicidad impresa, publicidad por internet o el clásico y desgastado perifoneo que a nadie convence. Iniciarás repartiendo flyers a diestra y siniestra,  gastando unos miles de pesos y no recuperarás la inversión, si eso te pasa sentirás que cualquier intento es en vano y que tu negocio te esclaviza, te agobia y cada día vende menos. Dejarás de invertir en publicidad y te dedicaras de sol a sol a cuidar tu negocio, operando en lugar de diseñarlo y crear valor para tus clientes por medio de la mejora continua (Con continua me refiero a que nunca bajes la guardia, siempre busca como mejorar incluso lo ya mejorado. 

Pero déjame contarte algo, mientras tu estas haciendo eso, y te la pasas operando, capacitando, apagando incendios, respondiendo decenas de preguntas diariamente por parte de tus trabajadores, quizá algun competidor ya tomó la decisión de invertir en consultoría y está mejorando sus procesos, ordenando su negocio y tomando un respiro para diseñar estrategias que hagan más rentable su negocio y que le permitan alejarse progresivamente de la esclavitud de su negocio. 

Seguramente estás pensando "eso es para empresas grandes", "eso nunca me va a funcionar a mi" "no lo necesito" "mi negocio funciona bien y no necesito personas extrañas en el", pero déjame compartir algo contigo: Las empresas grandes de hoy, tomaron la decisión ya hace muchos años y se arriesgaron a mejorar, a aceptar retos y por supuesto a vencerlos. 

El camino al éxito no tiene trucos ni secretos en los negocios ni en la vida, se llama disciplina, orden, técnica, compromiso, continuidad y nunca darse por vencido. 

Un consultor te proporcionará herramientas legales, tecnológicas, gerenciales, administrativas, contables y comerciales, aunadas a la experiencia adquirida en otros giros comerciales de las cuales puedes sacar provecho de manera legal y sobre todo ética, no tendrás necesidad de andar copiando o plagiando ideas o estrategias de negocios que quizá a ti ni te funcionen en tu negocio.

Un consultor como ya lo he dicho, deberá enfocarse en solucionar un problema a la vez para darte resultados óptimos, si tu negocio tiene demasiados problemas, lo mejor es que vayas haciendo una planeación con objetivos muy concretos para que con el apoyo del consultor puedas ir mejorando poco a poco, recuerda que Roma no se construyó en un día y que por mucho madrugar no amanece más temprano. Date tiempo y si es tiempo de calidad, mucho mejor. 

Lograr que tu empresa funcione correctamente y sin depender de ti es posible en todos los casos, en todos. Para ello se requiere como ya lo he dicho, un diagnóstico inicial, hacer un plan de acción en conjunto con tu consultor (Si es que lo tienes), ser ordenado, estricto, tener compromiso, ser prudente y un tanto paciente, poco a poco irás mejorando, toma tiempo, pero menos de lo que estás pensando.

Un consultor también será la persona que te guía en temas desconocidos para tu empresa, tales como Administración, Recursos Humanos, Tecnología, Ventas, Mercadotecnia, Derecho y demás disciplinas, aclaró que estas pueden variar de acuerdo al enfoque de cada consultor o de cada empresa de consultoría.

Lo importante es que saques provecho de lo que tienes, ordenes tu negocio, lo mejores y mejores la calidad del trabajo de tus empleados, si lo haces poco a poco verás que no necesitarás tanta publicidad a cada rato. Por el contrario sabrás cuando es el momento adecuado para hacerla y cómo hacerla. 

Olvide comentarte que un consultor también se enfocará en cómo aprovechar mejor los recursos de tu empresa, de tal suerte que las soluciones a los problemas de tu negocio, no siempre tienen que ser desembolsando dinero, sino cambiando formas, emprendiendo acciones y quitando cosas que no sirven o que retrasan el trabajo.

Si tienes dudas, puedo asesorarte de manera gratuita, escríbeme un correo a: hola@ensomx.com, seguramente puedo orientarte o programar una reunión en la que podamos platicar sobre tu empresa.  




Este Árticulo fue publicado por:
MADN. José Escamilla Ramírez
Asesor Profesional de Negocios
josescam@ensomx.com





¿Lo recomiendas?

0 opiniones:

Publicar un comentario